Directorio Comercial

Comprensión lectora en los niños: estrategias para ayudarlos

Por: Redacción

Lectura de 3 minutos

Reading Time: 3 minutes
Por Edith Gómez Salgado.

La falta de comprensión lectora, es igual a un bajo desempeño.

Lograr el desarrollo de la comprensión lectora en nuestros estudiantes es un reto que como docentes nos enfrentamos día con día.

Es un proceso en el cual se construyen representaciones simbólicas entre las experiencias y los conocimientos previos adquiridos por el lector en un contexto determinado.

Se va desarrollando de acuerdo a distintos métodos y técnicas formativas, con el fin de entregar herramientas a los alumnos para que se puedan desenvolver en contextos diversos más allá del salón de clases.

¡Si no cuentan con ello y no se interviene de forma oportuna, perderán el interés por crear, pensar y adquirir conocimientos!

La falta de compresión lectora es un problema que se presenta con regularidad en un gran número de alumnos en los grados de educación básica y en los niveles medio y superior.

Debido a que no comprenden lo que leen, lo que realmente hacen es decodificar signos: no le dan sentido a la lectura y no construyen significados de los conceptos.

Por lo tanto, el resultado de sus trabajos es deficiente debido a que no lograron reconocer los elementos requeridos para la interpretación de textos.

Así se ven afectados los ámbitos personal y social, causando un efecto negativo reflejado en baja autoestima, angustia, dificultad para relacionarse con sus compañeros.

Y en el área educativa no sólo impacta el campo de lenguaje y comunicación, a su vez, limita el desarrollo favorable en el resto de sus asignaturas.

Importancia de la intervención docente

La intervención docente es importante para identificar los momentos y las causas por los cuales los alumnos no comprenden el significado de un texto.

Por este motivo, es fundamental trabajar esta habilidad desde nivel preescolar con las estrategias que permitan el logro de los objetivos y con ello lograr que nuestros alumnos se consoliden como lectores competentes.

Existen diversas estrategias de comprensión lectora con las que podemos ayudar a nuestros alumnos a desarrollar  sus capacidades y habilidades cognitivas para estimular el proceso de activación de conocimientos previos.

Éstas permiten al lector organizar la información del texto, mejorar la atención y la memoria, ayudan a seleccionar información y favorecen el uso de procedimientos que faciliten la lectura.

Por consiguiente, se promueve el gusto por la misma y adquieren conceptos que se relacionan y aplican en su vida diaria.

Atención al estudiante como ser individual

Generar una enseñanza efectiva implica conocer las diferencias individuales de nuestros alumnos como son: género, atributos físicos, edad, los antecedentes étnicos, religiosos y clase social.

Estas diferencias están asociadas a los conceptos de personalidad, inteligencia, cognición, motivación, así como los estilos de aprendizaje basados en Kolb, Bandler y Grinder.

Además existen otros factores a tomar en cuenta como son sus motivaciones, necesidades, intereses y sus modos de resolver conflictos.

Todas esas variantes en cada alumno influyen directamente en la forma que aprenden.

Es recomendable conocer y entender que cada estudiante es un ser único con incontables habilidades y limitaciones.

¡Y resaltar que la planeación didáctica debe incluir estrategias de comprensión lectora adecuada a las formas y estilos de aprender!

Esto permitirá atender las necesidades de nuestros alumnos, obteniendo aprendizajes significativos para potenciar todas sus capacidades.

Te Puede Interesar: